La luz de los Salmos Oscuros de Frank Castell

martes, febrero 18, 2014

Fuente: Periódico 21

Viernes, 14 Febrero 2014 06:36

Escrito por Carlos Esquivel Guerra (Escritor) / Foto: Itsván Ojeda Bello


Las Tunas: Frank Castell González es uno de los mejores poetas de la lírica cubana actual. Su obra encarna un muestrario de distinciones muy personales: el provocador itinerario existencial, el obsesivo cruce de siluetas culturales y la imperiosa honestidad ante el lector. Salmos oscuros (Editorial Oriente), su nuevo poemario, será presentado en la Feria Internacional del Libro de La Habana, y luego en su similar de Las Tunas.

Aquí vuelven a repetirse los trazos expresivos del desgarrado poeta, esas sombras líricas sobre su realidad, como si entendiéramos la realidad como una bandera ingrávida, hiriente, perturbadora. Frank ha escrito la exploración, otra más, del hombre carcomido por los destinos de su tiempo. Una realidad que se permite, aun en el peor de los casos, ser esa misma bandera, ingrávida, hiriente, perturbadora.

Salmos oscuros no desvía "tu ruta". Entonces, ¿buscas el sentido de la poesía o entiendes, desde el acto expiatorio, que la poesía es una elección mucho más privilegiada?

La poesía es un acto de fe. Escribo tal vez con los mismos demonios de César Vallejo, quien me enseñó que el dolor es universal y que un poeta tiene el don de mostrar las luces y las sombras desde la honestidad. Salmos oscuros es mi versión de la Cuba profunda, la que amamos y sufrimos, pero que vive, por suerte, en Frank Castell.

¿Cuáles son las preocupaciones temáticas y estilísticas que más te obsesionan?
Mis preocupaciones son parte del tiempo que me toca vivir. Llevo 10 años en Puerto Padre y aquí he escrito la mayoría de mis libros. Trato de expresar un discurso lo más lejos posible de las modas que tanto daño hacen al espíritu. Tal vez por eso no gano premios, ni viajo. Por eso prefiero mantener distancia de las grandes concentraciones, de la poética estéril y oportunista. Mi preocupación es perder la capacidad de decir lo que pienso.

Esta es una pregunta común y sencilla, pero, a mi modo de ver el asunto, muy peligrosa: qué es para ti la poesía.

Desde que decidí escribir mis primeros poemas supe que debía asumir un riesgo, vivir el infierno de muchos, contar esas historias, esos gritos. Cuando la noche fue más intensa me acompañó la luz del poema. La poesía es mi tabla de salvación. Mientras escribo siento que mis penas quedan atrás. Entonces escucho una voz, la voz de Dios, y a partir de ahí comienzo a recorrer el áspero sendero que es, en ocasiones, infinito.

Hay dos versos tuyos magistrales: Si yo pudiera convencerme de la realidad/ no me jugara a diario la vida escribiendo. ¿Escribes para sobrevivir o sobrevives para escribir?

La vida del escritor es solitaria. Eso no quiere decir que no tenga amigos, a quienes respeto y protejo. Pero un escritor es una piedra en un zapato porque su compromiso es con el futuro. Muchos amigos se fueron por el camino más fácil, traicionar su discurso por ciertas facilidades. Yo asumo lo que escribo con mucho rigor porque cada verso tiene una intención. Cada imagen es un golpe y cada golpe es una huella.

Cuando presenté Corazón de barco en La Habana se me acercaron dos personas, una mujer llorando y un señor, quienes me dijeron: "En esos poemas que acabas de leer, estamos". Hay personas a las que molesto; otras, celebran mis textos, pero no los premian. Entonces puedo dormir con la conciencia tranquila.

En un mundo rodeado por superfluas sensibilidades, desidias y violencias de todo tipo, ¿crees que la poesía pueda ser una cura a esos males?

Este mundo está lleno de personas diferentes que por lo general se creen el centro de todo. Tal vez la poesía ayude a sacar a la luz esas miserias humanas. Yo mismo las he padecido al ser estafado o engañado o vendido. Sin embargo cada vez que me enfrento a la página en blanco estoy consciente de que el poeta puede transformar. A veces me asombro cuando voy por la calle y alguien ve en mí a la voz que puede sacarlo del anonimato.

Ella, la confidente, la irreverente y musical poesía ha cambiado el modo de vivir de muchos. Descubrirla es una sensación de madurez.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Un miravoz de

Quijotes 2013

Páginas vistas en total

Frank Castell

Frank Castell

© 2010 Corazón de barco Design by Dzignine
In Collaboration with Edde SandsPingLebanese Girls